Albóndigas en Salsa con Guisantes

  • Albóndigas en Salsa
    de Almendras

  • Albóndigas en Salsa
    de Tomate

  • Albóndigas en Salsa
    de Vino

  • Albóndigas en Salsa
    de Limón

  • Albóndigas en Salsa
    de Yogurt


  • "Albóndigas en Salsa con Guisantes"

    Receta de Albóndigas en Salsa con Guisantes





    Te traemos la receta completa para que aprendas a cocinar unas deliciosas albóndigas en salsa con guisantes. Este plato podrás prepararlo en casa para toda la familia durante todo el año.

    Ingredientes:

    - Carne picada mixta
    - Un huevo mediano
    - Un diente de ajo
    - Pan, una rebanada
    - Una cebolla mediana
    - Tomate frito, 4-5 cucharadas
    - Un par de zanahorias
    - Guisantes, 210 gramos
    - Perejil picadito
    - Guisantes
    - Una hora de laurel
    - Leche, 3-4 cucharadas


    Preparación:

    El primer paso para hacer estas albóndigas en salsa con guisantes será poner el pan en remojo en la leche. Por otro lado ponemos a calentar a fuego intenso un perol con una buena cantidad de agua, esperamos a que el agua empiece a hervir para echar los guisantes. Dejamos que se cuezan a fuego medio el tiempo necesario para que se ablanden, lo normal es que no nos lleve muchos minutos. Como es lógico esto lo haremos siempre que no los tengamos ya cocidos. Cuando estén tiernos los sacamos y escurrimos.

    Ahora vamos a pelar el diente de ajo y lo picamos en trozos muy pequeñitos y lo mezclamos con el perejil picado. El perejil es una gran fuente de vitamina C, por lo que se recomienda su consumo cuando necesitamos este tipo de vitamina. Esta planta también es buena para eliminar el exceso de líquido en nuestro cuerpo o para aliviar los problemas estomacales. Ahora vamos a mezclar en un bol la carne picada con el perejil y los ajitos picados, le agregamos el huevo y el pan escurrido de la leche. Removemos y salpimentamos la mezcla.

    Con la masa ya hecha vamos a ir tomando porciones y formando las albóndigas. Una vez hechas las vamos a pasar por harina que tendremos en un plato. Ponemos a calentar aceite en un perol con abundante aceite y comenzamos a freír nuestras albóndigas. Procura utilizar aceite de oliva virgen para freír las albóndigas, todos los expertos recomiendan utilizar este tipo de aceite en vez de aceite de girasol por sus características, además nuestras recetas tendrán mucho mejor sabor así. Por otro lado ponemos en una sartén a pochar la cebolla picadita en aceite de oliva.



    A la cebolla le agregamos el tomate frito y rehogamos durante un par de minutos. Incorporamos una cucharada de harina y medio litro de agua. Dejamos hervir un poco para que espese la salsa y después la trituramos. Agregamos las albóndigas fritas, la zanahoria, los guisantes y una hoja de laurel. Éstas son las hojas de un arbusto que proviene del continente asiático, las hojas de este arbusto han tenido muchos usos a lo largo de la historia, especialmente para cocinar. Continuamos rehogando a fuego suave unos diez minutos hasta que la verdura quede pochada. Cocemos durante unos veinte minutos nuestras albóndigas en salsa con guisantes.