Albóndigas en Salsa Blanca

  • Albóndigas en Salsa
    de Almendras

  • Albóndigas en Salsa
    de Tomate

  • Albóndigas en Salsa
    de Vino

  • Albóndigas en Salsa
    de Limón

  • Albóndigas en Salsa
    de Yogurt


  • "Albóndigas en Salsa Blanca"

    Receta de Albóndigas en Salsa Blanca





    Esta es la receta completa para cocinar unas albóndigas en salsa blanca, una receta perfecta para almorzar cualquier día de la semana en familia, seguro que todos quedan encantados con la misma.

    Ingredientes:

    - Carne picada, 700 gramos
    - Un huevo grande
    - Pan, para usar la miga
    - 3-4 dientes de ajo
    - Perejil picado
    - Almendras, un puñado
    - Una cebolla mediana
    - Una pastilla de caldo
    - Vino blanco


    Preparación:

    El primer paso para hacer esta receta de albóndigas en salsa blanca es pelar los dientes de ajo y picarlos en trozos pequeñitos, también vamos a picar varias ramas de perejil, una hierba estupenda que además de su buen sabor y su gran cantidad de nutrientes es muy baja en calorías. Digamos que tendríamos que comernos 100 gramos de perejil para echarnos al cuerpo apenas 35 calorías. La carne picada que vamos a utilizar para las albóndigas será mixta de ternera y de cerdo, echamos la carne picada en un bol y le agregamos los trocitos de ajo, el perejil picado y un poco de zumo de limón.

    Mezclamos la carne picada con el resto de ingredientes, del tipo que hayamos elegido y que puedes comprar en la carnicería o hacerla tú mismo si tienes el electrodoméstico adecuado. Lo que no te aconsejamos es que la compres ya picada pues no puedes ver la calidad de la carne que estás comprando. Dejamos reposar la mezcla durante varias horas. Pasado este tiempo mojamos la miga de pan en agua, la desmenuzamos y la mezclamos con la carne picada, sazonamos al gusto. Amasamos lo mejor posible esta mezcla de ingredientes y dejamos reposar hasta el momento de preparar las albóndigas. Esta será la masa con la que las vamos a hacer.

    A la hora de hacer las albóndigas vamos a batir el huevo en un plato hondo o un recipiente que no hace falta que sea demasiado grande. En un plato o recipiente aparte vamos a echar una buena cantidad de harina, la que tengamos en casa, recomendamos que sea especial para rebozar. Vamos a hacer bolas tomando porciones de masa con las manos, las pasamos primero por el huevo batido y después por un poco de harina, las colocamos en una bandeja o un recipiente separaras unas de otras. Mientras ponemos a calentar un perol con abundante aceite.



    Vamos a freír las albóndigas en el aceite bien caliente, sin llegar a freírlas del todo. Por otro lado preparamos un sofrito en una cazuela con un poco de aceite de oliva, cebolla picada y un par de dientes de ajo. Agregamos vino blanco, una pastilla de caldo y un vaso de agua y salpimentamos. Las pastillas de caldo avecrem las puedes encontrar hoy en día en prácticamente cualquier supermercado o tienda de alimentación, estas pastillas concentradas están hechas para disolverlas en agua caliente y obtener el sabor de un buen caldo. En esta salsa echamos las albóndigas y las cocemos hasta que estén en su punto.